Tipos de Ortodoncia

Tipos de Ortodoncia

Los tipos de tratamiento con ortodoncia

Cada boca es un mundo y por ello la única forma de valorar si un paciente necesita un tratamiento con ortodoncia es acudiendo al ortodoncista. Tomar la decisión de usar ortodoncia supone un compromiso y una inversión tanto económica como de tiempo, pero con una recompensa y unos resultados altamente satisfactorios.

En el caso de necesitar este tipo de tratamiento encontraremos distintas alternativas. Hay muchos factores que pueden influir en la decisión de usar un tipo de tratamiento u otro como por ejemplo la edad, la maloclusión, el tiempo de tratamiento o simplemente cuestiones estéticas.

¿Qué tipos de ortodoncia hay?

E

xisten distintos tratamientos en función de la afección que presenta cada paciente y el momento en el que decidan usarse. Entre ellos encontramos dos tipos de tratamientos: los interceptivos y los correctivos.

Los tratamientos interceptivos cumplen una función preventiva y están diseñados para corregir hábitos que podrían influir negativamente en el desarrollo de los dientes y la mandíbula, mientras que los tratamientos correctivos se realizan cuando el paciente ya presenta un problema de maloclusión.

Entre los tratamientos correctivos encontramos distintos tipos de ortodoncia:

APARATOLOGÍA FUNCIONAL

Son aparatos removibles usados durante el periodo de dentición mixta con el fin de influir funcionalmente en la posición de la mandíbula y los músculos y, en consecuencia, alterar estructuralmente las piezas dentarias.

APARATOLOGÍA FIJA

La ortodoncia fija se usa para dientes en mala posición o rotados, para eliminar diastemas, corregir los incisivos o movimientos múltiples en una o ambas arcadas.

El tipo de ortodoncia fija más común está formada por bandas o tubos, brackets, alambres y arcos que se adhieren a los dientes y se suele ajustar de forma mensual. Actualmente podemos encontrar brackets visibles, transparentes o invisibles.

Dentro de esta división también encontramos los retenedores de espacios fijos que se usan cuando el paciente ha perdido un diente de forma prematura para mantener el espacio entre los dientes hasta que el diente definitivo salga.

Durante el tratamiento se recomienda realizar un seguimiento exhaustivo, puesto que el uso de este tipo de ortodoncia está asociado a la inflamación y el sangrado de encías. Esto se debe a que suele ser más complicado mantener una correcta higiene bucal, por lo que se pueden realizar limpiezas complementarias en el dentista.

APARATOLOGÍA REMOVIBLE

Son ortodoncias extraíbles que se suelen usar en pacientes que presentan mordida cruzada, apiñamiento o movimientos dentarios específicos. Aunque son removibles para facilitar su limpieza, se sujetan firmemente a los dientes y a las encías aplicando fuerza controlada mediante resortes, arcos y tornillos sobre la zona que se desea modificar.

La importancia de los retenedores

Cuando se finaliza el tratamiento con ortodoncia se usan retenedores durante los siguientes tres o cuatro meses de forma contínua y durante el siguiente año de forma parcial. Los retenedores pueden ser tanto fijos como extraíbles y se usan con la finalidad de mantener la posición deseada y conseguida gracias al uso de la ortodoncia. Este paso es verdaderamente importante y requiere de un compromiso por parte del paciente, en especial con el uso de retenedores extraíbles.

Hay dos tipos de tratamientos: los interceptivos y los correctivos

La ortodoncia es adecuada a cualquier edad, pero el tipo de tratamiento puede cambiar

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario